Caminamos a Rovaniemi:

miércoles, 17 de marzo de 2010

Itaca...


Konstandinos Kavafis es un poeta griego que nació y murió en Alejandría, la ciudad de la sabiduría, pero pasó algunos años en Inglaterra y en esos años se formó intelectualmente acercandose a los escritos de los literatos ingleses importantes. Quien a buen árbol se arrima...
Fue un personaje polifacético, de condición sexual discutida, hombre de pocos amigos... un artista y, en fin, con una historia de persona como otras personas.
Hoy pensando en una canción llamada "Itaca", la cual iba a dedicar a una persona muy especial ,recorde que este escritor tenia un poema titulado exactamente igual y que en un momento de mi vida me hizo pensar, lo busqué, queria leerlo en estos días de lluvia, aunque en la calle tengamos casi 40 grados, por aquello de ver si las mismas medicinas hacen el mismo efecto en tiempos diferentes... Aqui está, aqui lo comparto:
ITACA.
"Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
debes rogar que el viaje sea largo,
lleno de peripecias, lleno de experiencias.
No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,
ni la cólera del airado Poseidón.
Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta
si tu pensamiento es elevado, si una exquisita
emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.
Los lestrigones y los cíclopes
y el feroz Poseidón no podrán encontrarte
si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,
si tu alma no los conjura ante ti.
Debes rogar que el viaje sea largo,
que sean muchos los días de verano;
que te vean arribar con gozo, alegremente,
a puertos que tú antes ignorabas.
Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,
y comprar unas bellas mercancías:
madreperlas, coral, ébano, y ámbar,
y perfumes placenteros de mil clases.
Acude a muchas ciudades del Egipto
para aprender, y aprender de quienes saben.
Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:
llegar allí, he aquí tu destino.
Mas no hagas con prisas tu camino;
mejor será que dure muchos años,
y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,
rico de cuanto habrás ganado en el camino.
No has de esperar que Ítaca te enriquezca:
Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.
Sin ellas, jamás habrías partido;
mas no tiene otra cosa que ofrecerte.
Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.
Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,
sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas".
Lestrigones, cíclopes o el airado Poseidón... yo a veces los llamo fantasmas... si, fantasmas, esos que te asaltan cuando menos lo esperas, sea de día o de noche y que nunca llegan en buen momento porque no hacen mas que incomodar... esos, no pueden venir a asaltarme si nos es que están dentro de mi alma... van conmigo, por eso aparecen... son la cruz del pack que va conmigo; la cara, los mercados de Fenicia, la sabiduría de Egipto, la madreperla, el coral, el ambar, el ébano, los libros, la música, la pintura, los paisajes, las personas, el mar, el camino... También los tengo y en estos días de lluvia, apenas he pensado en ellos... cada día, cada Itaca lleno de Itacas más pequeñas...
Ahora que estoy en mi mundo sin prisas, quizá debería pensar la manera de convivir de una forma inteligente con los lestrigones, los cíclopes y el airado Poseidón, para que no me afecten más de lo necesario y no limiten el disfrute de mis pasos por Fenicia, por Egipto... para que cada Itaca diario sea en sí valioso, para que cada uno de los Itacas del Itaca diario sean el mayor tesoro vivido, el mejor tesoro por vivir.
Como dice el poeta aprender, y aprender de quienes saben...
(Publicado en su momento por MiMundo)

2 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Que precioso poema entre cíclopes y lestrigones y mis recuerdos de cuando viajé a las islas del Egeo. No hay un lugar tan mágico en el mundo.
Un post excelente.
Un abrazo.

Belén dijo...

Si, los viajes deben estar llenos de vivencias, pero por dios, a veces se pasan tres pueblos, eh?

Besicos